BLOG

5 CONSEJOS PARA DIVIDIR GASTOS EN CASAS COMPARTIDAS

22 de Octubre de 2018

Los expertos ofrecen al menos cinco consejos para que las personas puedan vivir libres de estrés bajo un mismo techo:

1. Elabora una lista de los gastos a compartir


No existe mejor manera de llevar la fiesta en paz que hacer una lista de todos los gastos que tienes planeado dividir con la persona (o personas) con quien vas a vivir.

La lista debe abarcar desde el costo de la renta (o pago de crédito hipotecario), los servicios (gas, luz, internet, etc.), los utensilios que van a compartir y, sobre todo, el súper semanal o quincenal. En esta lista ni siquiera excluyas a la mascota, porque también genera gastos.

Una vez que hayas terminado la relación de gastos, estima el costo mensual y así tendrás una idea del gasto total que genera una vivienda cada mes.

2. Fija la cantidad a dividirse


Ya que tengas una idea de los gastos mensuales, debes ponerte de acuerdo con la otra persona sobre cuánto le toca aportar a cada uno.

Para dos personas, generalmente es mitad y mitad, aunque muchas veces uno puede consumir más que otro, por ejemplo, en el súper por los gustos o antojos que tiene. Por ello, es importante pactar qué comparten y qué no.

El pago de servicios tiene que ser en partes iguales, pero es conveniente que ambos estén enterados de los ingresos que genera al mes el otro a fin de que haya un equilibrio entre gastos e ingresos.


3. Abrir una cuenta conjunta


Esta salida es recomendable para aquellas personas que comparten el techo. Es una manera muy eficaz de tener bajo control los gastos compartidos.

Ayuda mucho para frenar adeudos y compartir responsabilidades. Por ejemplo, si no hay depósito en esa cuenta para pagar los servicios, entonces se detectará a tiempo quién es el que está faltando.

Es también recomendable tenerla para el caso de emergencias. Por ejemplo, tener una reserva cuando se trate de hacer una reparación de una fuga de agua o gas o bien para pagar imprevistos en el mantenimiento. Este colchón también sirve para hacer ampliaciones o arreglos necesarios.

4. Separar los gastos personales


En este punto hay que diferenciar si los compañeros de casa son pareja o solo amigos.

En el primer caso, siempre surgirán casos en los que se tiene que pagar consultas médicas, tintorería, corte de cabello e incluso una salida con amigos o amigas. Estos gastos, por supuesto, no entran en un presupuesto mensual de la casa. Por ello, siempre debe haber una separación para este tipo de gasto.

En el caso de amistades, sobran las razones para que también se lleven por separado los gastos personales de los de la vivienda. 

5. Nada mejor que la comunicación


Nunca está de sobra sostener una pequeña junta para hablar de los gastos que se hicieron y los que vendrán en un futuro.

Por salud y una mejor convivencia, es necesario hacer lo que equivaldría a cortes de caja en un negocio, a fin de que ambas partes se rindan cuentas mutuamente y no dejen los gastos para el último cuando no se sabrá quién puso más o menos.

Mantener esta comunicación es indispensable a fin de llevar un control eficiente de gastos. Muchos problemas pueden evitarse con estas reuniones.

#YucatánPremier #MiCasaEnMérida



REGRESAR

Comentarios

Agregar un nuevo comentario

avatar
Total de Caracteres:
250

  Favoritos (0)

Hoy tenemos 376 propiedades

BUSCADOR YP

Buscando...
Buscar por código/clave:

TESTIMONIALES
" En enero, mi esposo y yo planeamos trasladarnos a Mérida. La primera Inmobiliaria que contactamos fue Yucatán Premier y quien nos atendió fue Rodrigo Medina. A ..." (cont.) -María Fernanda Bustos Bertran
México, DF.
Leer testimonial completo


Bienes Raices Yucatán Premier SA de CV